fbpx

Jefes «difíciles» que espían a sus empleados.

espía

Jefes «difíciles» que espían a sus empleados.

Jefes «difíciles» que espían a sus empleados. 2052 1500 Eva Diez

Sí, todavía quedan  jefes que prefieren instalar un programa espía en los ordenadores de sus empleados antes que sentarse a conversar con ellos. 

Parece que es habitual. No me cae bien mi empleado. No me gusta su forma de proceder. No se que está haciendo en horario laboral. Creo que está navegando por infojobs, infoempleo,  laboris, job today e incluso en milanuncios.

No tengo ni idea de su situación personal. No se si pasa por problemas económicos o familiares. No tengo ni idea de su día a día personal. No sé qué formación tiene, ni cuales son sus motivaciones. No se si este trabajo le viene grande o por el contrario está sobre cualificado para su puesto y está buscando otra empresa con mayores oportunidades de promoción.  

No me importa si está a gusto con su horario o si se podría turnar con otro compañero de forma que los dos estuvieran más satisfechos. 

Si no disponemos de toda esta información de primera mano, ¿Por qué juzgamos pensando que es un mal trabajador y decidimos espiarle y así tener motivos para el despido?

¿Es más barato instalar un programa para tener pruebas y así el despido sea procedente? La respuesta es No. 

Aún así, la selección de personal, y el tiempo invertido formar a una nueva persona tiene mayores costes que cuidar y motivar a los trabajadores que tenemos.

 Sobretodo porque si no lo hacemos, estaremos jugando a la pescadilla que se muerde la cola, ya que tampoco lo vamos a hacer bien con el siguiente. 

¿Por qué no tenemos reuniones personales con nuestros trabajadores?  

Conociéndonos mejor, sabremos cuales son sus metas, sus motivaciones, su grado de satisfacción con las tareas que realiza. Sabremos sus necesidades, su punto de vista. Nadie mejor que quien realiza el trabajo sabe cómo optimizar procesos y productividad.

Tanto el empresario como el trabajador gana. Se mejoran procesos, se valoran las dos partes, se negocia, hablando se llegan a acuerdos y todos salen beneficiados. 

Si todavía no estás al día y no sabes como hacer este tipo de reuniones, no dudes en consultarme rellenando el formulario en http://evadiezpsicologia.es/ y te llamo sin compromiso.

Eva Diez.