fbpx

Tengo 86.400 Euros

Tengo 86.400 Euros

Tengo 86.400 Euros 2250 1500 Eva Diez

Imagina que dispones de 86.400 € cada día.

Debes gastarlos, invertirlos en lo que quieras. Si no los aprovechas bien, al final del día no puedes guardar el resto. Mañana tendrás 86400 más. Cada una de las personas que conoces tiene lo mismo, lo podéis compartir, ofrecer, daros mutuamente, invertirlo juntos.

Piensa en qué áreas de tu vida lo quieres aprovechar, ya que donde más pongas, mejor rendimiento y mayor satisfacción. Por ejemplo, se puede utilizar para el tiempo libre, el ocio, viajes, pasarlo bien sólo o en compañía. También se puede apostar por la formación de aquello que te apasiona, uno o varios temas en concreto. Se puede invertir en familia, cuanto más le dediquemos más fortalecidas se verán las relaciones, y más seguridad, bienestar, compañía, etc…

Otra de las áreas donde te puedes focalizar, es en el trabajo, para las personas que tenemos una vocación, y podemos dedicarnos a ello, no nos importaría invertir en él gran parte ya que cuando estás allí, te sientes plenamente realizado, y no lo sientes como una obligación, sino como una ilusión, algo que haces porque así lo has decidido y no lo cambiarías por ningún otro puesto.

Se puede dedicar a uno mismo, a cuidarse, a trabajar cuerpo y mente. Sentirse bien, hacer el deporte que más te guste, que si es individual te ayuda a encontrarte contigo mismo, y si es en grupo, te aseguras diversión con la gente que te apetece estar.

Hay que tener en cuenta que si lo dedicas todo a una sola cosa, el resto de áreas peligran al no estar cuidadas. Cuando no dedicamos absolutamente nada a algún tema, este tiende a desaparecer. Así pues, si sabemos organizarnos, gestionar nuestro tiempo y dedicarnos a lo que es importante para nosotros, nuestra vida puede ser más plena.

Estos 86400 no son euros sino tiempo que tenemos cada día. Cada uno de nosotros disponemos del mismo, por eso cuando alguien nos dice: “no tengo tiempo” lo que realmente nos está diciendo es: “No se organizarme, no tengo claras mis prioridades” o simplemente “No sé decirte que no, y digo esto como excusa para darte largas”.

Si esto te resulta familiar no dudes en ponerte en contacto conmigo para ayudarte a saber gestionarlo mejor.

Es una inversión muy pequeña que te va a ahorrar miles y miles de minutos a lo largo de tu vida, y serás dueño de esos 86.400 diarios.

¡No te arrepentirás nunca!